Este año se celebra la 4ª Edición de los Premios SUPERCUIDADORES con el objetivo de reconocer la labor de los cuidadores familiares y profesionales, así como de aquellas empresas, entidades y organizaciones que hayan desarrollado servicios para cuidadores o personas dependientes, así como acciones o políticas de RSC dirigidas a facilitar a sus clientes, empleados o asociados el cuidado de sus familiares, mejorando su calidad de vida y la conciliación de la vida laboral, familiar y personal. El objetivo de estos galardones es reconocer la labor de los cuidadores familiares y profesionales, así como de aquellas empresas, entidades y organizaciones que impulsen servicios y acciones de Responsabilidad Social relacionadas con la figura del cuidador y del dependiente, así como en materia de conciliación.

 

El rumbo de la demografía en España, como cada vez más organismos y especialistas nos avisan, va hacia una población cada vez más envejecida. En 2017 ya se produjeron más defunciones que nacimientos, por lo que el saldo vegetativo ya es negativo, incrementándose hasta el 2063.

Por segundo año consecutivo Su Majestad la Reina ha aceptado la petición de Presidencia de Honor de la 4ª edición de los Premios SUPERCUIDADORES, que se celebrarán el próximo 27 de septiembre, previsiblemente, en el salón de actos del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en Madrid.

La Fundación Mundo Ciudad ha celebrado, el 15 de junio en el Teatro Fernando de Rojas de Madrid, la gala de entrega de los premios Empresa Social 2018. Ante un aforo de alrededor de 500 personas ha otorgado el premio al “Mejor proyecto responsable para la profesionalización y la calidad de vida” a SUPERCUIDADORES.

Ser auxiliar sociosanitario o cuidador profesional es uno de los nichos de empleo de mayor futuro en España, consecuencia principal del envejecimiento de la población y de la creciente necesidad de servicios de atención que se le deben de prestar a las personas mayores y dependientes.

El principal objetivo del Consejo Territorial del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia es profesionalizar la figura del cuidador para ello se estableció la obligatoriedad de poseer el Certificado en Atención Sociosanitaria a Personas Dependientes en Instituciones Sociales, o en su defecto poseer una habilitación excepcional o provisional.

El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) ha concedido una subvención a SUPERCUIDADORES, empresa líder en formación online sociosanitaria, para formar gratuitamente a 15 personas con el Certificado de Profesionalidad en Atención Sociosanitaria a personas en el Domicilio y a 60 personas con el Certificado de Profesionalidad  en Atención Sociosanitaria a personas dependientes en Instituciones Sociales.

La atención a las personas en situación de dependencia y la promoción de su autonomía personal constituye uno de los principales retos de la política social en los países desarrollados.

La formación siempre es una buena inversión, ya que mejora la cualificación profesional y la calidad en los servicios prestados.