Ser auxiliar sociosanitario o cuidador profesional es uno de los nichos de empleo de mayor futuro en España, consecuencia principal del envejecimiento de la población y de la creciente necesidad de servicios de atención que se le deben de prestar a las personas mayores y dependientes.

 

Una persona no se convierte en cuidador de un día para otro, sino que necesita un proceso de adaptación a esta nueva situación que le va a tocar desempeñar.

Supone, en muchas ocasiones, renunciar a otra forma de vida, dedicar más tiempo a otras personas cercanas y es muy importante no olvidarse de uno mismo.

A lo largo de este artículo desvelamos todo lo que hay que saber para ser cuidador profesional.

¿Qué es un auxiliar sociosanitario?

Un auxiliar sociosanitario es, fundamentalmente, aquella persona encargada de ayudar en las actividades básicas de la vida diaria a otras que, por razones de edad, enfermedad y/o discapacidad no pueden realizar estas funciones por sí mismas.

Existen cuidadores familiares y profesionales, aunque cada vez se lucha más por la profesionalización de la figura de ambos, ya sea el trabajo del cuidador una actividad remunerada o sin remunerar en el ámbito familiar.

¿Qué labores desempeña un auxiliar sociosanitario?

El auxiliar sociosanitario tiene una serie de competencias y responsabilidades dentro de las siguientes áreas: 

  • Alimentación
  • Higiene y Aseo
  • Limpieza
  • Atención Sanitaria
  • Medicación
  • Movilización, traslado y deambulación
  • Apoyo Psicosocial
  • Actividades diarias
  • Comunicación

¿Qué hay que estudiar para ser auxiliar sociosanitario?

Para poder ejercer como auxiliar sociosanitario es necesario estudiar un certificado de profesionalidad. Los certificados de profesionalidad acreditan el conjunto de competencias profesionales que te van a capacitar para desarrollar una actividad laboral (Real Decreto 34/2008, de 18 de enero).

 

Tienen carácter oficial y son válidos para trabajar en todo el territorio nacional. Son expedidos por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y los órganos competentes de las Comunidades Autónomas

Dependiendo de donde quiera trabajar el auxiliar sociosanitario deberá de superar:

 

 

 

(No obstante, tanto el SEPE como la mayoría de las Comunidades Autónomas también permiten trabajar con el SSCS0208_2 en SAD)

¿Dónde puede trabajar un auxiliar sociosanitario?

Desarrolla su actividad profesional en el sector de prestación de servicios sociales a personas en régimen de permanencia parcial, temporal o permanente en instituciones de carácter social, tales como:

Centros residenciales

  • Residencia de personas mayores en situación de dependencia
  • Centro de atención a personas en situación de dependencia, en razón de los distintos tipos de discapacidad

Centros de día

  • Centros de día para mayores
  • Centros de día para menores de 65 años
  • Centros de día de atención especializada
  • Servicio de Ayuda a domicilio

También como profesional del Servicio de Ayuda a Domicilio de personas mayores o dependientes.

¿Cuánto cobra un auxiliar sociosanitario?

Generalmente, entre 1.000€ en España y más de 2.000€ en Reino Unido.

¿Qué aptitudes se necesitan para ser auxiliar sociosanitario?

Un buen auxiliar sociosanitario necesita saber atender a personas dependientes en el ámbito sociosanitario y en la institución donde se desarrolle su actuación, aplicando las estrategias diseñadas por el equipo interdisciplinar competente y los procedimientos para mantener y mejorar su autonomía personal y sus relaciones con el entorno.

 

Además, el auxiliar sociosanitario debe contar con una serie de actitudes y valores como son:

  • Saber formar parte de un equipo de trabajo, debido a que el capital humano que existe en una entidad influye en la calidad del cuidado que se le presta al usuario
  • Mantener una actitud positiva
  • Actitud de respeto hacia los usuarios y familiares
  • Respetar las costumbres de los usuarios
  • El auxiliar sociosanitario debe contar con una serie de habilidades sociales para mejorar la comunicación con el usuario, algunas de ellas son:
    • Saber comunicarse a través de la comunicación verbal y no verbal
    • Ser asertivo
    • Saber aceptar críticas
    • Saber escuchar
    • Desarrollar técnicas para resolver situaciones conflictivas
    • Ser empático, siendo capaz de ponerse en el lugar del usuario para de este modo entender sus preocupaciones, comportamientos, peticiones, exigencias

 

También te puede interesar: Prueba de competencias clave, la solución para acceder al Certificado de Profesionalidad

 

Para más información pueden dirigirse a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

o llamar al teléfono 915 674 472