Cada año en España unos 250.000 pacientes padecen una enfermedad en fase avanzada o terminal. De ellos, se estima que más de la mitad necesitan cuidados paliativos especiales al final de su vida. Esto implica no sólo al enfermo, sino también a aquellos cuidadores, formales e informales, que se encuentran a su lado en esta etapa de la vida.

Es difícil asumir que la vida se escape poco a poco de un cuerpo sin que podamos remediarlo. Cuando esto sucede, aparecen los cuidados paliativos, que intentan dar una respuesta profesional, humana y científica a las necesidades de los enfermos, así como a las de sus familiares.

¿Sabías que la mitad de los pacientes no reciben cuidados paliativos de calidad por la escasez de recursos y la falta de formación? Esta deficiencia es el caballo de batalla de SECPAL en el Día Mundial de los Cuidados Paliativos.

Expertos en cuidar

El doctor Álvaro Gándara, de la Clínica Ruber de Madrid, explica la importancia de tener profesionales bien preparados en las unidades de cuidados paliativos para ayudar a morir mejor.