Diabetes, las subidas y bajadas de azúcar.

En este artículo hablaremos sobre las bajadas y subidas de azúcar en sangre, las cuales pueden generar situaciones de riesgo.

En estas situaciones, hay que actuar rápido, es vital saber qué hacer cuando se presenta una bajada o una subida de azúcar. Por lo tanto, en primer lugar, aclararemos algunos conceptos y daremos la solución más efectiva para cada situación.

¿Qué es la hipoglucemia o bajada de azúcar?

La hipoglucemia, glucosa baja en sangre, o comúnmente conocida como bajada de azúcar, se produce cuando los niveles de azúcar descienden por debajo de lo normal.

Para Amalia Moreno Pérez, enfermera especialista en Diabetes del Centro de Especialidades Hermanos García Noblejas del Hospital de La Princesa, “son los episodios más peligrosos que acarrea la diabetes”.

¿Cuáles son los síntomas de la hipoglucemia o bajada de azúcar?

Los síntomas de una bajada de azúcar se presentan en forma de sensación de mareo, hormigueo alrededor de la boca, sudoración, desfallecimiento, palpitaciones y dificultad para concentrarse.

Las principales causas están relacionadas con una alimentación falta de carbohidratos, un ejercicio muy intenso, o con un uso excesivo de insulina o pastillas hipoglucemiantes, así como con el consumo de alcohol.

¿Cómo bajaremos el azúcar de manera rápida ante esta situación?

Amalia Moreno explica que “al bajar de una manera tan rápida los niveles de glucosa en sangre, los síntomas se presentan de forma rápida en el sujeto", que debe reaccionar ingiriendo con la mayor brevedad posible uno de estos alimentos:

Medio vaso de zumo de fruta o refresco azucarado sin alcohol.

  • 3 o 4 galletas.
  • 2 cucharadas soperas de azúcar.
  • 1 cucharada sopera de miel.
  • 2 o 3 pastillas de glucosa.

Para poder reaccionar a tiempo ante estas situaciones de bajada de azúcar, Amalia Moreno recuerda que “es imprescindible llevar siempre encima una o dos dosis (10 gramos) de hidratos simples cuya absorción es la más rápida que puede hacer el organismo, como el azúcar o el glucosport (glucosa en monodosis), un producto muy bueno para elevar la glucosa en sangre”.

"Es imprescindible llevar siempre encima una o dos dosis (10 gramos) de hidratos simples. Por ejemplo, azúcar"

Tras la ingesta es recomendable que se realice un nuevo análisis de glucemia, y si permanece en niveles bajos el paciente debe tomar hidratos complejos (pan, legumbres, pastas, arroz, sopa, patata, maíz y cereales), que son absorbidos de manera más lenta por el organismo.

Así mismo, el paciente puede sufrir inconsciencia, obnubilación o convulsiones debido a la hipoglucemia, algo que, según Amalia Moreno “ocurre raramente, debido a que los síntomas avisan claramente con la suficiente antelación”.

En estos casos, es muy urgente suministrar al paciente glucagón, una hormona que produce el efecto contrario a la insulina: aumenta la cantidad de glucosa en sangre de la manera más rápida, por vía subcutánea o intramuscular. Hay que tener la previsión de pedir esta hormona al médico, porque se vende solo con receta médica.

¿Qué es la hiperglucemia o subida de azúcar?

La hiperglucemia, glucosa elevada en sangre o lo conocido como subida de azúcar, se produce cuando los niveles de azúcar ascienden por encima de lo normal. "Se presenta de una forma más paulatina y lenta que la hipoglucemia o bajada de azúcar, ya que la subida de glucosa en sangre nunca es tan súbita. Aunque si se produce de forma prolongada puede desencadenar en un coma hiperosmolar" (niveles extremos de sodio y glucosa en sangre), advierte Amalia Moreno.

Además, los análisis de glucemia diarios que se hacen al paciente avisan con la suficiente antelación.

¿Cuáles son los síntomas de la hiperglucemia o subida de azúcar?

Los síntomas se manifiestan en forma de sudores fríos, aumento de la sed, convulsiones, letargos, náuseas, aumento de las ganas de orinar y debilidad generalizada.

No hay que asustarse, relajarse e hidratarse con 1-2 litros de agua son las respuestas más eficaces para solventar estos episodios.

¿Cómo evitar complicaciones crónicas derivadas de la diabetes?

Debido a las alteraciones metabólicas que produce la diabetes a lo largo del tiempo, los pacientes se exponen a una serie de complicaciones circulatorias y nerviosas que pueden llegar a desencadenar problemas muy serios.

Las complicaciones circulatorias pueden originar problemas macrovasculares en el corazón, cerebro y piernas, y/o microvasculares en la vista (retinopatía diabética) y los riñones (nefropatía diabética).

Para combatir estas posibles complicaciones es necesario que el diabético elimine el consumo de tabaco, mantenga una dieta baja en grasas y un buen control de la tensión, la glucosa, los triglicéridos y el colesterol.

Por otro lado, las complicaciones que afectan al sistema nervioso puede desencadenar problemas como: disfunción eréctil en el hombre, problemas en el intestino, entumecimiento en la parte inferior de las piernas, ciáticas, problemas renales, etc.

Si quieres saber más acerca de la diabetes, también te puede interesar:

¿Cómo prevenir la diabetes?

Diabético: Cuídate los pies como si fueran la cara.

Formación recomendada sobre la endometriosis:

A continuación, te dejamos algunas recomendaciones de nuestro catálogo formativo para que puedas aprender mucho más sobre la diabetes

Plato con frambuesas
Curso de nutrición para personas dependientes

¿Cuidas de una persona mayor o en situación de dependencia? Este curso te ayudará a conocer las necesidades diarias nutricionales de cada persona, así como a elegir los alimentos y a elaborar las recetas más adecuadas para cada enfermedad.

Más información sobre el Curso
Dulces varios y medidor de azúcar en sangre
Masterclass Cómo cuidar al enfermo de Diabetes e Hiperglucemia

Padecer diabetes o hiperglucemia no debe cambiar tu vida. Sigue las indicaciones de nuestra experta, mantén tu calidad de vida y no dejes que se pierda tu sonrisa más dulce.

Más información sobre la Masterclass