La diabetes consiste en la incapacidad del organismo para producir insulina o de usar esta hormona de manera eficaz. Aunque existen dos tipos de diabetes, sus síntomas son muy similares y es necesario conocerlos para estar prevenidos. 

Todos sabemos que la diabetes, como cualquier otra enfermedad, tiene una serie de síntomas que pueden ayudarnos a detectar de manera precoz su presencia. Si nos urge beber agua y orinar, si perdemos peso o si nos encontramos cansados de manera inexplicable, debemos estar alerta y precavidos. Por desgracia, éstos no son los únicos signos de presencia de la diabetes en nuestro organismo, así que aquí os ofrecemos una lista con los más frecuentes:

1. Necesidad de beber agua y orinar

Estos dos síntomas van siempre juntos en el caso de la diabetes. Cuando hay exceso de azúcar en la sangre, los riñones tienen que hacer horas extra para poder filtrar y absorber. El sobrante de glucosa se expulsa con la orina. Y, por desgracia, cuanto más líquido expulsamos, más agua necesitamos beber.

2. Pérdida de peso con la diabetes

Otro de los primeros síntomas de esta enfermedad es la pérdida de peso. Los riñones trabajan más de lo debido para expulsar la glucosa y en este proceso se queman muchas calorías, además de producirse un daño considerable  ennuestros preciados filtros corporales. Además, si la insulina no hace llegar la glucosa a las células, nuestro organismo siente que no tiene alimento y empieza a descomponer las proteínas de los músculos. 

3. Cansancio y fatiga

Asociado al anterior también se encuentra este síntoma. Un diabético sin la insulina necesaria se va a encontrar extremadamente cansado. Esta hormona será la llave para que la glucosa en sangre pueda acceder a nuestras células y se convierta en energía. Las causas que motivan la fatiga y el cansancio se deben a los dos procesos anteriores, que deterioran el estado físico de una persona con diabetes.

 


También te puede interesar...



4. Visión borrosa y ceguera

Se presenta como un problema mayor si no detectamos a tiempo la enfermedad. Cuando tenemos niveles altos de azúcar en sangre, a largo plazo estos pueden afectar a la retina, encargada de transformar la luz y las imágenes que entran en el ojo en señales nerviosas que posteriormente son enviadas al cerebro. Hay que prestar especial atención a este síntoma puesto que puede mermar nuestra visión de manera irreversible.

5. Picores con la diabetes

Otro síntoma que puede indicarnos la presencia de diabetes en nuestro organismo es la sensación constante de picor corporal. A largo plazo, un hormigueo o entumecimiento en manos y pies -acompañado de ardor o hinchazón- es un signo evidente de que nuestros nervios están siendo dañados por esta enfermedad.

6. Infecciones

La diabetes deteriora nuestro cuerpo y permite que un diabético pueda padecer múltiples infecciones que en otras circunstancias no se producirían. Que el organismo vea mermada su capacidad para combatir hongos y bacterias es un elemento muy negativo, por eso es prioritario detectar la enfermedad a tiempo. Incluso es frecuente sufrir infecciones en encías y en los huesos que sujetan los dientes. Cade destacar que en el caso de las mujeres, son normales las infecciones vaginales causadas por hongos así como infecciones de la vejiga. Y que dichas infecciones -también cortes y golpes- no se curen rápidamente es otro síntoma de la diabetes, asociado al deterioro de los vasos sanguíneos.

7. Vómitos y dolor de estómago

Cuando nuestro cuerpo siente que no tiene energía suficiente, empieza a buscar ese remanente en la grasa. En ese proceso se producen muchas cetonas, las cuales se acumulan en tu sangre y luego en la orina. Los síntomas principales son las náuseas y los vómitos, pero hay que tener cuidado: estos ácidos en grandes cantidades se vuelven tóxicos y pueden derivar en un estado de coma e incluso causar la muerte. 


La lista anterior se trata de una recopilación realizada por SUPER Cuidadores de diversos síntomas que afectan a personas con diabetes. Siempre debemos tener en cuenta que si nosotros o cualquier persona cercana sufre alguno de ellos no implica necesariamente padecer la enfermedad. Es mejor acudir a nuestro médico de confianza antes de juzgar por nosotros mismos ya que la diabetes, aunque generalizada en nuestra sociedad, es una enfermedad muy seria.