Me duele la regla, ¿es endometriosis?

Endometriosis, dismenorrea, quistes, adenomiosis... ¿Habías oído alguna vez hablar de estos trastornos del útero? La endometriosis es una enfermedad crónica que afecta a 1 de cada 8 ó 10 mujeres, según los estudios consultados.

Se calcula que el 50% de las adolescentes con dolor en la menstruación lo tienen como síntoma de endometriosis. Es la causa del 50% de los casos de esterilidad femenina. Seguro que en tu entorno conoces a alguna mujer que está sufriendo fuertes dolores menstruales y ni siquiera tenga un diagnóstico. 

Pero, ¿qué es la endometriosis?

La endometriosis es una enfermedad inflamatoria, crónica, tumoral benigna que produce dolor y no tiene cura. Tradicionalmente se han ocupado de ella los ginecólogos recurriendo a la cirugía -actualmente con laparoscopia- y a la terapia hormonal. Sin embargo, ahora sabemos que es una enfermedad con componente familiar, alimentada por los estrógenos, que afecta al sistema inmunológico y que no se limita al aparato reproductor de las mujeres que la sufren, siendo invasiva y potencialmente incapacitante por el dolor.

Para conocer más acerca de la endometriosis, no te puedes perder la Masterclass 'Me duele la regla: ¿es endometriosis?', impartida por Irene Aterido, socióloga y especialista en temas sociosanitarios, endometriosis y sexualidad.  Publica Endoinformación, fuente de información en español para pacientes sobre endometriosis. Además, es la fundadora de ENDOMadrid.

No es sólo un dolor de regla

En contra de lo que se suele pensar, la endometriosis no es “solo” un dolor de regla. Es una enfermedad muy compleja ("multisistémica") de la que no sabemos muchas cosas. Precisa aún mucha investigación básica para conocer bien sus causas y mecanismos de acción. Esta falta de investigación limita y condiciona las opciones de tratamiento de su dolor, que muchas veces lleva a las pacientes a cirugías repetidas y a unidades del dolor. Actualmente no tiene cura.

¿Cúando aparece la endometriosis?

La endometriosis aparece cuando el tejido endometrial, que debería estar situado en el útero, aparece fuera de él y sigue respondiendo a tus cambios hormonales. A la par que tu ciclo menstrual, el endometrio crece, se inflama y sangra, con la diferencia de que está implantado en cualquier tejido del cuerpo (tumor). Normalmente se encuentra en la cavidad abdominal y pélvica (peritoneo).

Lo más frecuente es que afecte a los ovarios (en forma de quistes de chocolate), detrás del útero, ligamentos que sujetan el útero al sacro, trompas de Falopio, vejiga, riñones, intestino. Incluso se han descrito casos en los que la endometriosis llega a afectar a los pulmones, el diafragma, el corazón. El crecimiento y sangrado del endometrio fuera de su “lugar natural” provoca adherencias, quistes, cicatrices, es decir, inflamación y dolor.

¿Quieres saber más sobre la endometriosis? Pues no te pierdas la Masterclass de Irene Aterido, en la que dispondrás de la información básica para que estés correctamente informada sobre una enfermedad crónica muy desconocida que afecta a una de cada diez mujeres.