Decálogo de SUPERCUIDADORES para cuidar mejor.

A lo largo de nuestra vida, todos y cada uno de nosotros requeriremos y daremos cuidados a otras personas. Al nacer, requerimos de cuidados, y al envejecer, muy probablemente también.

Este podría ser el ciclo de vida de las personas, en el que, en ambos puntos de esa vida, tanto al inicio como al final, se requieran de cuidados, ya sean profesionales o de la familia. Seguramente, en algún punto de nuestra existencia, nosotros también seremos cuidadores, y la pregunta es, ¿cómo dar los mejores cuidados a una persona que lo necesita?

¿Cómo dar los mejores cuidados a una persona que lo necesita?

Cuando todavía no somos adultos, los cuidados por parte de nuestros padres, familiares u otras personas vienen implícitos, el problema está cuando ya somos mayores y por cualquier razón necesitamos de algún tipo de atención o ayuda, ya que, por lo general, tendemos a pensar que no la necesitamos o incluso, que no la necesitan.

En España, hay casi dos millones de personas que se dedican de manera profesional al sector sanitario, entre los que podemos encontrar médicos, enfermeros/as, terapeutas, etc. Dentro de este grupo también encontramos a profesionales que se dedican a la parte asistencial del sector, como gerocultores, auxiliares de SAD (Servicio de Ayuda a Domicilio), teleasistencia, etc.

Adicionalmente a estos, se estima que hay otros tres millones de personas que son cuidadores familiares o que trabajan en este sector sin estar dados de alta en la Seguridad Social, por lo que cerca del 10% del total de la población española se dedica de manera profesional o no profesional al sector de los cuidados.

Cerca del 10% del total de la población española se dedica de manera profesional o no profesional al sector de los cuidados 

Este sector de los cuidados del que hablamos está dirigido a personas mayores y/o dependientes, ya que por una razón o por otra, conforme envejecemos, necesitamos de atención o ayuda para realizar tareas que, con el paso del tiempo, se nos van dificultando. Así mismo, podemos llegar a desarrollar algún tipo de dependencia por la cual también necesitemos de esos cuidados.

Tanto si trabajamos de manera profesional dando estos cuidados, como si cuidamos a familiares o personas cercanas de manera no profesional, siempre hay una serie de pautas que seguir a la hora de cuidar, independientemente de si el motivo es grave o leve. Desde SUPERCUIDADORES, hemos querido resumir de la mejor manera posible todos estos consejos y/o pautas para poder ayudar a todas esas personas que se ven en la situación de cuidar a otras personas.

Decálogo de SUPERCUIDADORES para cuidar mejor

SUPERCUIDADORES, como empresa líder en servicios de formación sociosanitaria online, sabe la dificultad que en algunas ocasiones la tarea de cuidar a personas mayores o dependientes acarrea, y por ello, quiere poner su granito de arena con la elaboración del “Decálogo de SUPERCUIDADORES para cuidar mejor”, un decálogo descargable de manera totalmente gratuita en el que se encuentran los 10 puntos clave para que el cuidar nos resulte más fácil y sencillo, ya que como bien se dice en dicho decálogo:

Ser cuidador/a de personas mayores, enfermas discapacitadas o dependientes no es algo sencillo, puesto que asumir ese rol conlleva grandes responsabilidades e implicaciones. Cuidar, exige una preparación física, mental, emocional, espiritual y social del cuidador/a, ya que el trabajo que realizan es a veces agotador, pues han de mantener un estado de alerta constante, una comunicación permanente y la agilidad para resolver las diversas situaciones que rodean y que se pueden producir con respecto a la persona cuidada”.

En este decálogo, no sólo se podrá encontrar los puntos clave para ofrecer unos cuidados de calidad, si no que con ellos ayudaremos también a que la persona de la que cuidamos no se sienta mal. Los puntos de los que hablaremos serán los siguientes:

  1. Fórmate e infórmate como cuidador/a.
  2. Analiza las necesidades de las personas a cuidar y personaliza su atención.
  3. Comunícate y empatiza con la persona a cuidar.
  4. Respeta a la persona cuidada y su espacio vital.
  5. Sé paciente con el dependiente y respeta sus buenas costumbres.
  6. Fomenta su independencia y autonomía personal.
  7. Adapta su entorno y protégelos ante posibles accidentes.
  8. No descuides las movilizaciones, transferencias y ejercicios de la persona dependiente.
  9. Procura la sociabilidad, el ocio y el acceso a la tecnología de la persona cuidada.
  10. Cuídate a ti mismo y aprende a pedir ayuda.

Este decálogo, muy práctico y útil, para cuidadores tanto profesionales como familiares, se realizó por motivo del “Día Internacional de las personas cuidadoras”, en el que se conmemoró a todas aquellas personas que se encuentran dentro de este sector reconociendo su trabajo y esfuerzo.

Un Decálogo muy práctico y útil

Cabe destacar, que este decálogo no está dirigido únicamente para cuidadores profesionales y familiares, si no que tiene la intención de que todas las personas que puedan llegar a él lo lean, lo estudien y seguramente, en algún momento de su vida, independientemente de su trabajo, les pueda servir de ayudar para ofrecer cualquier tipo de cuidado de la mejor manera posible.

¿Cómo descargarlo?

Únicamente tienes que hacer click en la imagen inferior, y se te dirigirá a una nueva página donde, si ya estás registrado en SUPERCUIDADORES tendrás que iniciar sesión, y si no es así, registrarte y listo, obtendrás tu decálogo completamente gratis con el que podrás ofrecer los mejores cuidados a las personas que más lo necesitan.

Descarga el Decálogo de SUPERCUIDADORES

Para más información, pueden dirigirse a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
o llamarnos por teléfono 625 127 984 - 625 187 803