"Informe Social"

El Informe Social es uno de los instrumentos clave de diagnóstico con los que cuenta un trabajador social a la hora de enfrentarse al manejo de una situación de demanda. ¿Quieres saber para qué sirve? ¿Y cuáles son sus objetivos?

-Clase recomendada: Cómo realizar un Informe Social
-Conéctate desde tu PC, tablet, smartphone o smart TV

Según el Código Deontológico del Trabajo Social, el Informe Social es el dictamen técnico que sirve de instrumento documental y que elabora y firma con carácter exclusivo el trabajador social. Además de contar con esta herramienta, y siempre según dicho código, se pueden utilizar como medio de diagnóstico y posterior intervención la historia social, la ficha social, las escalas de valoración social y finamente el proyecto de intervención social.

¿Eres trabajador o trabajadora social y te interesa profundizar en este tema? Merche Cardona imparte la masterclass 'Cómo realizar un Informe Social'. Merche es trabajadora e integradora social y además es experta en la elaboración del Informe Social con el Curso de Peritaje Social y elaboración de Informes Sociales.

Objetivos del Informe Social

Los objetivos del Informe Social siempre deben pretender atender una demanda que puede llegar a la entidad de servicios sociales de formas diferentes (directa, indirecta, derivada, implícita, explícita, inespecífica) pero que posee un denominador común a todos su orígenes y que es la necesidad de un diagnóstico y una futura intervención social.

El trabajador social elaborará el informe social como vía para determinar un diagnóstico que le permitirá formular una hipótesis, para poder intervenir en la situación de forma eficaz y completa.

No existe un sólo objetivo a la hora de confeccionar este tipo de documento, ni un solo arquetipo del mismo. Existen tantos informes sociales como diversidad de situaciones de demanda social y tantos diagnósticos como hipótesis formuladas. Lo que sí debemos tener claro es que no debemos dejarnos llevar por opiniones emitidas sin datos objetivos. Para llegar a definir un diagnóstico, utilizamos los Informes Sociales que son los encargados de analizar los diferentes indicadores necesarios, a través de los cuales intentamos acercarnos a un conocimiento global de la situación demanda en la que se encuentra la persona o unidad de convivencia, en relación con la totalidad de las necesidades básicas y/o sociales que deben ser cubiertas.

Trabajador social y redacción del Informe Social

El papel del trabajador social en la elaboración del informe social es de absoluto protagonismo. En él se concentra la figura de responsabilidad de la elaboración del informe y también de la construcción del posterior diagnóstico que servirá de antesala a la intervención programada de la situación demanda.

La redacción de un Informe Social es otro de los aspectos importantes que debemos tener en cuenta. Una elaboración veraz, simple de comprender, detallada, fiable, precisa y clara nos ayudará a comprender de mejor forma la situación social que se detalla en él. No olvidemos que la redacción de este informe será clave a la hora de su lectura, que será interpretada allí donde se remita el documento (entidades administrativas públicas, organismos oficiales…etc.).

Así pues, consideramos este documento como la piedra angular del juicio social, acompañado del resto de herramientas que hacen posible la argumentación de un diagnóstico de intervención social.