Relato cuidador familiar de Modesto Sánchez-Porro Aldana para los Premios SUPERCUIDADORES.

Regala formación

Una carrera de seis años llena de obstáculos que me hicieron ser más fuerte. Ahora empezaré a enumerar una a una, todas las piedras y cuestas y como no, también las satisfacciones y enseñanzas.

El primer obstáculo fue cuando empezó todo y tuve que poner en alerta a todos de que algo pasaba, luces encendidas, grifos abiertos, el buscar en los cajones sin saber el que buscabas, rompí a llorar porque sabía que ya no volverías a ser la misma. Pero me equivoqué. Después del diagnóstico, un pequeño derrame cerebral en una zona que te afectaría con el tiempo a tu memoria, después de estar quince días en observación en el hospital volviste a casa como si nada hubiera pasado y nos diste tres meses de felicidad que aproveché al máximo a tu lado y empecé a cuidarte, después de tres meses de estabilidad y de alegrías llegó la mañana de la segunda recaída, llamé sin dudar al 112, fueron diez minutos angustiosos, pero gracias a las indicaciones telefónicas que seguí al pie de la letra, dio tiempo suficiente a la llegada de la ambulancia. Se trataba de un ataque de epilepsia, de nuevo en el hospital esperando el nuevo tratamiento para la epilepsia y los brotes de agresividad, nueva medicación y a casa.

Este fue el comienzo de este camino de seis años que han cambiado mi vida para bien, porque te das cuenta de muchas cosas que antes no apreciaba, la más importante el AMOR porque sin él nada es posible, en estos seis años he dado más besos y abrazos que en el resto de mi vida. También te acabas dando cuenta de que la situación te supera y aparecen unos compañeros de viaje que no esperas: ansiedad, insomnio, sentimientos de culpa y el debería hacer más de lo que hago, cuando sin darme apenas cuenta y con todo mi esfuerzo he dedicado todo mi tiempo en ti. Sé que tú lo hiciste y lo harías por mí y muy bien, sin dudar ni un segundo aquí sigo creciendo como persona gracias a las fuerzas que me dan tus sonrisas, te quiero mamá.

Termino este texto con el estribillo de una canción en la cual colaboró uno de los astros más reconocidos del fútbol Maradona para mí su mejor GOL dice así:

Madre hoy te recuerdo más que nunca y mi corazón te busca, Madre te quiero hacer tantas preguntas, nada es fácil sin tu ayuda, Madre porque tu vida fue mi vida, ese punto de llegada y de partida, Madre porque serás mientras yo viva el amor que no se olvida, Madre y es tanto lo que yo te debo y siempre me costó decirte te quiero, querida amiga Madre mía.

Muy emotiva letra que se me vino a la memoria, memoria la que tanto echo en falta en ti, se fue despacio y en silencio pero aunque no me recuerdes aquí sigo a tu lado cuidándote. Cuidarte para mí, es la mejor experiencia de mi vida y tu mejor y última enseñanza. Este texto va dedicado a mi Madre.

 

Regala formación