Masterclass gratuita para todas las personas
"Cómo hacer frente al coronavirus COVID-19"

(Lee y aprende el contenido de esta página , haz el test de evaluación  y consigue tu certificado)

Este contenido está en continua revisión

La Masterclass GRATUITA "Cómo hacer frente al coronavirus COVID-19" de SUPERCUIDADORES prepara a todas las personas, incluyendo a los cuidadores familiares y profesionales de atención domiciliaria (SAD), a realizar un trabajo crítico y de contacto directo para evitar contraer y transmitir los efectos de la pandemia con la que se ha catalogado al COVID-19. Con esta clase de autoestudio, obtenga información ordenada, relevante y fiable sobre el virus, y aprenda cómo cuidarse a sí mismo y a sus destinatarios en medio de la pandemia de COVID-19. Al final de la clase, realice un test de evaluación de los conocimientos adquiridos y solicite su certificado de realización de dicha Masterclass. A continuación, puede informar a su empresa y a los destinatarios de la atención domiciliaria de que está certificado para actuar ante el COVID-19 a través de SUPERCUIDADORES.

 

Objetivos de aprendizaje

  • Describir el COVID-19, sus síntomas, las personas con mayor riesgo de contraer una enfermedad grave y cómo se transmite
  • Identificar fuentes fiables de información sobre el COVID-19
  • Aplicar estrategias para reducir la propagación del virus COVID-19
  • Explicar las tácticas para proporcionar atención a alguien que tiene COVID-19
  • Recomendar estrategias de autocuidado para trabajadores de atención directa (SAD) durante la pandemia global de COVID-19

Masterclass "Cómo hacer frente al coronavirus COVID-19" - Temario

1. Entendiendo el COVID-19

1.1. Mantenerse al día

1.2. ¿Qué es el COVID-19 (nuevo coronavirus)?

1.2.1 Síntomas
1.2.2 Poblaciones vulnerables
1.2.3 Tasa de mortalidad


1.3.
Cómo se extiende el COVID-19

1.3.1 Propagación en la Comunidad
1.3.2 ¿Cómo de contagioso es?


1.4.
Formas de reducir la propagación del COVID-19

1.4.1 Distanciamiento social
1.4.2 Cuarentena y aislamiento
1.4.3 Buena higiene

1. Entendiendo el COVID-19

Image
La información sobre la situación de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) está cambiando rápidamente. Como cuidador familiar o trabajador del servicio de atención domiciliaria (SAD), usted está en primera línea, por lo que es vital que se mantenga informado.

 

Esta masterclass ofrece una breve descripción de lo que sabemos sobre COVID-19, cómo se propaga, las estrategias para evitar que se propague y cómo cuidar a alguien que tiene el virus.
 

Intenta mantener la calma

Todos los días estamos aprendiendo más sobre el virus COVID-19, incluyendo el número de infectados y el número de muertes. Es importante mantener la calma y pensar con claridad, ya que hay mucha información inexacta disponible sobre el virus.
 

¿Por qué es importante COVID-19?

El 11 de marzo de 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró a COVID-19 una pandemia mundial. Una pandemia global es una nueva enfermedad que se ha extendido por todo el mundo. Esto significa que detener la propagación completa del virus no es el objetivo (porque ya está en todas partes); en cambio, debemos centrarnos en reducir la velocidad de propagación y que las personas enfermen.

1.1 Mantenerse al día

La situación de COVID-19 está evolucionando rápidamente. Para mantenerse informado de las noticias más recientes, consulte las fuentes fiables que se enumeran a continuación:

 

 
Las Consejerías de Salud de las Comunidades Autónomas y los departamentos de salud de las administraciones locales tendrán también información relevante sobre el lugar donde vive.
 
Se espera que siga las políticas y procedimientos de su empresa y que cumpla con las leyes y regulaciones estatales y locales en todo momento.
mantenerse al día

Todavía estamos aprendiendo mucho sobre COVID-19. Se está desarrollando continuamente nueva información, incluida la orientación para los trabajadores del servicio de atención domiciliaria (SAD). Póngase en contacto con su empresa, supervisor o equipo de atención para obtener orientación específica sobre cómo la pandemia de COVID-19 impacta en sus responsabilidades.

1.2 ¿Qué es el COVID-19 (nuevo coronavirus)?

El Covid-19 es un nuevo virus que se detectó a finales de 2019 en Wuhan, China. El 11 de febrero de 2020, la Organización Mundial de la salud (OMS) anunció un nombre oficial para la enfermedad que está causando el brote actual de coronavirus. El nombre de la enfermedad es enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19). Este nuevo tipo de coronavirus causa una infección respiratoria (pulmonar), que no había afectado previamente a las personas. 
 
Los coronavirus no son nuevos. De hecho, el resfriado común es un tipo de coronavirus. Algunos otros coronavirus, como el SARS (síndrome respiratorio agudo severo) y el MERS (síndrome respiratorio del Medio Oriente), pueden causar enfermedades graves.

1.2.1 Síntomas

Los síntomas del COVID-19 pueden aparecer un día o dos semanas después de la exposición.

Image

Los síntomas más comunes del COVID-19 son fiebre y tos. Algunas personas pueden tener dolores y molestias, congestión nasal, secreción nasal, dolor de garganta o diarrea. Estos síntomas generalmente son leves y comienzan gradualmente. Si la persona se enferma gravemente, puede tener problemas para respirar y/o contraer una neumonía. 

1.2.2 Poblaciones vulnerables

La población mayor tiene mayor riesgo de enfermarse y morir de COVID-19. Cuanto mayor es la edad de una persona, mayor es su riesgo de muerte. Las personas más jóvenes tienen un mayor riesgo de morir si tienen una enfermedad crónica comórbida (existente y no relacionada) como enfermedad cardíaca, diabetes o asma.
 
Estos grupos también tienen más probabilidades de enfermarse más rápidamente. Si tiene un destinatario de atención domiciliaria en uno de estos grupos, esté más atento (alerta) ante cualquier cambio en su estado médico. Si observa algún cambio en el estado de su destinatario de atención, notifíquelo a su supervisor de inmediato. Si el destinatario de la atención desarrolla síntomas que empeoran, como una dificultad respiratoria mayor o dificultad para respirar, notifíquelo o llame al servicio de urgencias. 

1.2.3 Tasa de mortalidad

No sabemos lo mortal que es COVID-19. Las estadísticas varían según la fuente y los números se actualizan continuamente. Lo que sí sabemos es que el virus es mortal y que se vuelve más mortal a medida que las personas son más mayores.
 
En relación con la tasa de mortalidad de COVID-19, está el peligro de que los hospitales se vean desbordados por la cantidad de pacientes que necesiten ser admitidos, y que demandan mecanismos de ventilación para ayudarlos a mantener su respiración.

1.3 Cómo se extiende el COVID-19

Image

1.3.1 Propagación en la Comunidad

El COVID-19 se transmite a través de secreciones respiratorias (gotas de tos y estornudos). El virus se transmite de persona a persona en la comunidad, y no solo de personas que hayan viajado a países específicos (como China e Italia) donde tuvo su origen o sus efectos iniciales. 
 
Desde que COVID-19 se detectó por primera vez en Wuhan, China, muchas áreas están viendo una "propagación comunitaria" del virus. La propagación comunitaria significa que las personas han sido infectadas con el virus en un área geográfica, incluidas algunas personas que no están seguras de cómo o dónde se infectaron.

1.3.2 Cómo de contagioso es el COVID-19

El COVID-19 es más contagioso que la gripe estacional. Si una persona tiene gripe, es probable que la transmita al menos a otra persona. Si una persona tiene COVID-19, es probable que la transmitan al menos a dos o tres personas más. Entonces el COVID-19 es más del doble de contagioso que la gripe estacional. En comparación, si una persona tiene sarampión (una enfermedad altamente contagiosa), es probable que la transmita al menos a otras 18. Todavía se desconoce cuándo las personas infectadas pueden transmitir el COVID-19. La mayoría de los expertos piensan que puede contagiarse incluso de personas que no tienen síntomas o tienen síntomas leves.

1.4 Formas de reducir la propagación del COVID-19

Al frenar la propagación del virus, aumentamos la posibilidad de que todos los que necesitan atención puedan obtenerla, y menos personas podrían terminar realmente enfermas o muriendo. No se sabe lo extendido que está el virus, hasta que no se hagan las pruebas a todas las personas. No obstante, aunque todos podemos infectarnos, evitaremos el riesgo de infección si practicamos el distanciamiento social y una buena higiene.

1.4.1 Distanciamiento social

El distanciamiento social significa aumentar deliberadamente (con cuidado) el espacio físico entre las personas, para evitar la propagación de la enfermedad. Esto significa evitar lugares donde las personas se encuentran o se reúnen; evitando el transporte público local (como autobuses, metro, taxis y viajes compartidos), si es posible; y mantener la distancia (aproximadamente de 2 metros) de los demás.
 
Dado que la mayoría de los expertos piensan que el COVID-19 puede contagiarse incluso desde personas que no tienen síntomas o tienen síntomas leves, el distanciamiento social es especialmente importante para reducir la propagación del COVID-19.
Image
La expectativa es que, al practicar el distanciamiento social, podemos reducir el número diario de casos de COVID-19. Es por eso que las autoridades han dictado numerosas ordenes de confinamiento y restricciones, comenzando con el cierre de todo tipo de establecimientos educativos, la cancelación de eventos deportivos y todo tipo de congresos y reuniones, así como los viajes innecesarios y las visitas a las residencias de ancianos. El peligro es que, sin distanciamiento social, el sistema de atención médica se puede colapsar, al recibir más pacientes de los que se puede atender de manera razonable y segura.
 
Comuníquese con su empresa para obtener orientación sobre cómo limitar el contacto físico con los receptores de atención directa o domiciliaria durante la actual pandemia de COVID-19. 

1.4.2 Cuarentena y aislamiento

Además del distanciamiento social, los expertos en salud pública recomiendan otras medidas para limitar la propagación de enfermedades infecciosas. Estas herramientas son la cuarentena y el aislamiento. 
 

Cuarentena

La cuarentena es aquella que separa y restringe el movimiento de personas sanas que estuvieron expuestas a una enfermedad contagiosa para ver si se enferman.
 
La auto cuarentena es apropiada para las personas que han estado expuestas al nuevo coronavirus y que corren el riesgo de contraer COVID-19. Para este caso, los expertos en salud recomiendan la cuarentena por 14 días. 
 

La auto cuarentena implica:

  • Usar una buena higiene y lavarse las manos con frecuencia
  • No compartir cosas como toallas y utensilios
  • Quedarse en casa
  • No tener visitas
  • Mantenerse al menos a 2 metros de distancia de otras personas en el hogar
 
Si una persona no tiene síntomas al final del período de auto cuarentena, debe seguir las instrucciones de su servicio de atención médica sobre cómo volver a una rutina normal. 
 

Aislamiento

El aislamiento se usa para separar a las personas enfermas que tienen una enfermedad contagiosa de aquellas que están sanas. Para las personas que se confirmó que tienen COVID-19, el aislamiento es lo apropiado. El aislamiento es un término de atención médica que significa mantener a las personas infectadas con una enfermedad contagiosa lejos de quienes no están infectados. El aislamiento puede tener lugar en el hogar o en un hospital o centro de atención médica.

1.4.3 Buena higiene

Las acciones preventivas diarias ayudarán a reducir la propagación del COVID-19.
 

Higiene de manos

Practique la higiene de manos de manera adecuada y de forma regular. Esto significa lavarse las manos con frecuencia, con agua y jabón, durante al menos 20 segundos. Cuando no haya jabón ni agua corriente, use un desinfectante para manos con al menos un 60% de alcohol. Siempre lávese las manos antes y después de proporcionar cuidados personales.
 

Uso de equipo de protección individual (EPI)

Siempre debe usar el EPI adecuado cuando proporcione atención directa. Las precauciones como guantes y mascarillas, crean una barrera entre usted y los gérmenes. 

Consulte con su empresa las políticas específicas sobre el suministro y uso de EPI durante la actual pandemia de COVID-19.


Uso de guantes 

Siempre use guantes desechables individuales cuando:

  • Toque sangre o fluidos corporales.
  • Usted o el destinatario de la atención tienen heridas. 
  • Ayude con el cuidado personal, como bañarse, el cuidado bucal y usar el baño.
  • Maneje ropa sucia o ropa de cama.
  • Limpie y desinfecte superficies.
Uso de mascarillas
 

Estas son algunas de las mejores prácticas para el uso de mascarillas:

  • Use una mascarilla y guantes desechables cuando toque o tenga contacto con la sangre, las heces o los fluidos corporales del destinatario, como la saliva, el esputo, el moco nasal, el vómito y la orina. Idealmente, póngase la mascarilla antes de entrar al domicilio del destinatario de la atención.
  • Si una mascarilla está dañada o sucia, o si la respiración a través de la mascarilla se vuelve difícil, debe quitarse la mascarilla, desecharla de manera segura y reemplazarla por una nueva.
  • Idealmente, quítese la mascarilla después de salir de la casa del destinatario del cuidado y deséchela en la basura al aire libre.
  • Cuando deseche guantes, mascarillas y otros artículos contaminados, colóquelos en un recipiente cerrado.

Pasos para ponerse una mascarilla

  1. Lávese las manos.
  2. Siga las instrucciones siguientes según sea el tipo de mascarilla que está utilizando.
     
    1. Mascarilla con orejeras: sostenga la mascarilla por las orejeras. Coloque un lazo alrededor de cada oreja.
    2. Mascarilla con corbatas: coloque la mascarilla al nivel de su nariz y coloque las corbatas sobre la coronilla y asegúrela con un arco.
    3. Mascarilla con bandas: sostenga la mascarilla en la mano con la punta de la nariz o la parte superior de la mascarilla al alcance de la mano, permitiendo que las diademas cuelguen libremente debajo de las manos. Lleve la mascarilla al nivel de su nariz y atraiga la correa superior sobre su cabeza para que descanse sobre la coronilla. Tire de la correa inferior sobre su cabeza para que descanse en la nuca.
  3. Ajuste la mascarilla para que se queda sujeta. Recuerde, que no debe tocarse la mascarilla después de ponérsela, por lo que  es mejor asegurarse de que está correctamente sujeta sobre su cara sin que haya espacios.

Pasos para quitarse una mascarilla facial

  1. NO toque la parte frontal de la mascarilla, puede estar contaminada. Manipule solo los lazos, las orejeras o las bandas elásticas cuando se la quite
  2. Siga las instrucciones siguientes para el tipo de mascarilla que está utilizando.
     
    1. Mascarilla con orejeras: quite los elásticos de las orejas y levante y retire la mascarilla suavemente.
    2. Mascarilla con corbatas: desate el lazo inferior primero, luego desate la parte superior y retire la mascarilla de usted mientras se aflojan las corbatas.
    3. Mascarilla con bandas: primero levante la correa inferior sobre su cabeza y luego tire de la correa superior sobre su cabeza.
  3. Reutilice, si se le indica. Las mascarillas con ganchos elásticos para las orejas son más adecuadas para su reutilización que aquellas con corbatas. 
    • Quítese la mascarilla de manera cuidadosa y deliberada.
    • Doble la mascarilla cuidadosamente para que la superficie exterior se mantenga hacia adentro y contra sí misma para reducir el contacto con la superficie exterior durante el almacenamiento.
    • Entre usos, guarde la mascarilla doblada en una bolsa de papel cerrada y limpia o en un recipiente transpirable.
  4. Deseche la mascarilla en una bolsa de plástico o en un contenedor de residuos habilitado al efecto.
    • Deseche la mascarilla después de cada uso, a menos que le hayan dicho que reutilice la mascarilla.
    • Deseche cualquier mascarilla sucia, dañada o con dificultades para respirar.
  5. Lávese las manos después de manipular la mascarilla usada.
 

Limpieza y desinfección

El virus COVID-19 puede permanecer en el aire durante varias horas y en las superficies durante días, específicamente se estima que:
  • Hasta 3 horas en el aire (es decir, después de que alguien estornude)
  • Hasta 24 horas en superficies de cartón
  • Hasta 2-3 días en superficies de plástico y/o de acero inoxidable
 
Limpie y desinfecte las superficies y objetos que frecuentemente se tocan de manera rutinaria. Esto incluye mesas, pomos de puertas, interruptores de luz, encimeras, escritorios, teléfonos móviles, teclados, inodoros, grifos y lavabos.
 
Si una superficie está sucia, límpiela primero con detergente o agua y jabón. Luego desinféctelo. 
Use guantes desechables al limpiar y desinfectar superficies. Deseche los guantes después de cada limpieza. Lávese las manos inmediatamente después de quitarse los guantes.
Image
Productos para desinfectar superficies

Use una solución de lejía doméstica, es decir, una solución con al menos un 70% de alcohol o un desinfectante doméstico registrado para eliminar el COVID-19 de las superficies.
 
 
Siga las instrucciones del fabricante para la utilización del producto, incluido cuánto producto usar, cómo aplicarlo y cuánto tiempo debe estar en contacto con la superficie. Tenga en cuenta que a menudo el desinfectante debe estar en contacto con la superficie durante al menos 10 minutos para que sea eficaz contra el virus.
 
Soluciones para crear desinfectantes domésticos

 

Si es necesario, puede crear un desinfectante doméstico diluyendo la lejía con agua. Para hacer una solución de lejía, mezcle: 4 cucharaditas de lejía por cada litro de agua.
 
Importante:
  • Siga las instrucciones del fabricante para la aplicación y la ventilación adecuada. 
  • Verifique que el producto no esté caducado, es decir que haya pasado su fecha de vencimiento. La lejía caducada no será 100% efectiva contra los coronavirus, aunque se diluya o mezcle adecuadamente.
  • Nunca mezcle la lejía u otro desinfectante doméstico con amoniaco o cualquier otro limpiador.
 
Prácticas de higiene adicionales

 

Estas medidas también ayudarán a prevenir la propagación del COVID-19:
  • Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca.
  • Cubra su tos o estornude con un pañuelo de papel (luego tire el pañuelo a la basura) o use la parte interior de su codo. Lávese las manos inmediatamente después de toser o estornudar.
  • Evite tocar superficies "de alto contacto" en lugares públicos. Use un pañuelo o su manga para cubrir su mano o dedo si debe tocar algo.
  • Evite saludar con contacto físico, ya sea el apretón de manos o besar a las personas.
  • Lávese las manos después de tocar superficies en lugares públicos.

2.Cuidar a alguien infectado con COVID-19

Image
A medida que más pacientes sean dados de alta de los hospitales, es muy probable que entre en contacto con alguien que tenga o haya tenido el COVID-19.  Conforme aumente la cantidad de personas con el virus, los hospitales no podrán atender la cantidad de pacientes que solo tienen una enfermedad leve y no requieren hospitalización. Estas personas deberán ser atendidas en un entorno de atención domiciliaria, ya que se puede producir que no haya suficientes camas de hospital y personal de atención médica para atenderlos. 
 
Como cuidador familiar o trabajador de atención directa o domiciliaria, en un entorno que no es de atención médica, puede tener contacto cercano con una persona que se someta a la prueba del virus o que haya dado positivo por COVID-19.
 

Contacto cercano

Contacto cercano significa:
  • Estar dentro de aproximadamente 2 metros de una persona con COVID-19.
  • Tener contacto directo con las secreciones infecciosas de una persona con COVID-19 (por ejemplo, toser).
 
El contacto cercano puede ocurrir mientras cuida, viva, visite o comparta un área de espera o habitación de atención médica con una persona con un caso diagnosticado de COVID-19.
 

Preguntas sobre el cuidado de alguien con COVID-19

Siempre debe seguir las políticas de su empresa cuando proporcione atención directa o domiciliaria. Su empresa debe mantenerse actualizada con la información más reciente proporcionada por las autoridades estatales y locales de salud pública. Si tiene alguna pregunta sobre cómo cuidar a alguien que tiene COVID-19, debe comunicarse con su supervisor.

2.1 Medidas para ayudar a evitar contraer el COVID-19

Todos los profesionales de la salud, incluidos los trabajadores de atención directa, tienen un mayor riesgo de contraer COVID-19, debido a la población de mayor edad y más enferma que cuidan. Las siguientes medidas le ayudarán a evitar contraer el virus mientras cuida a alguien que tiene COVID-19.

2.1.1 Practica el control de infecciones

Lo más importante que puede hacer es practicar buenas medidas generales de control de infecciones, incluido el lavado de manos adecuado y frecuente, así como el uso de EPI cuando esté indicado.
Image
 

Al cuidar a alguien con COVID-19:

  • Lávese las manos a menudo con agua y jabón durante al menos 20 segundos o use un desinfectante para manos, que contenga entre un 60% y un 95% de alcohol. Cubra todas las superficies de sus manos y frótelas hasta que se sientan secas. 
  • Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca con las manos sin lavar.
  • Limpie y desinfecte las superficies de contacto rutinario con frecuencia. 
  • Use una mascarilla y guantes desechables cuando toque o tenga contacto con la sangre, las heces o los fluidos corporales del destinatario: como la saliva, el esputo, el moco nasal, el vómito y la orina. Póngase la mascarilla antes de entrar a la casa del destinatario de la atención domiciliaria.
  • Al quitar el EPI, primero quítese y deseche los guantes. Luego, lávese inmediatamente las manos con agua y jabón o desinfectante para manos a base de alcohol. Luego, quítese y deseche la mascarilla facial, e inmediatamente limpie sus manos nuevamente con agua y jabón o desinfectante para manos a base de alcohol. Idealmente, quítese el EPI después de salir de la casa del destinatario del cuidado y deséchelo en la basura al aire libre.
  • Tire los guantes desechables después de usarlos. No los reutilices. Coloque los guantes desechables usados ​​en un recipiente cerrado antes de tirarlos con otros desechos domésticos.
  • En circunstancias normales, las mascarillas tampoco deberían de reutilizarse. Sin embargo, actualmente no hay suficientes mascarillas disponibles para seguir la práctica estándar de tirar las mascarillas después de usarlas. Debido al suministro limitado de mascarillas, es posible que deba reutilizarlas. Consulte con su empresa las políticas y los procedimientos específicos para reutilizar mascarillas y otros EPI.
 

Controle su propia salud

Consulte con el médico de inmediato si presenta síntomas aparentes de COVID-19 (como fiebre o tos). Llame a su supervisor y NO vaya a trabajar.

2.1.2 Mantenga al destinatario de la atención aislado y asista con las necesidades básicas

Si está cuidando a alguien con COVID-19 que puede ser atendido en su hogar, debe permanecer en el hogar como lo recomienda su proveedor de atención médica, a menos que necesite asistencia médica. Si necesitan ir a una consulta o servicio de atención médica, asegúrese de llamar primero antes de ir en persona. 
 
El destinatario de la atención debe permanecer en una habitación específica y lejos de otras personas en su hogar. Además, debe usar un baño separado, si hubiese uno disponible.
 
Asegúrese de que los espacios compartidos en el hogar tengan un buen flujo de aire, como un aire acondicionado o una ventana abierta, si el clima lo permite.
 
Prohibir las visitas, así como cohabitar con otras personas que no sean imprescindibles.
El receptor de la atención debe permanecer aislado en el hogar hasta que ya no corra el riesgo de transmitir el virus a otros. Esta decisión debe ser tomada por su servicio de atención médica, posiblemente en consulta con los departamentos de salud estatales y locales.
 
Debe ayudar al destinatario de la atención con las necesidades básicas en el hogar y proporcionar apoyo para obtener alimentos, recetas y otras necesidades personales. 

2.1.3 Anime al destinatario de la atención a lavarse las manos con frecuencia

Asegúrese de que el destinatario del cuidado se lave las manos a menudo con agua y jabón durante al menos 20 segundos. El lavado de manos es especialmente importante después de sonarse la nariz, toser, estornudar o ir al baño, y antes de preparar comida.
 
Si no hay agua y jabón disponibles, pueden usar un desinfectante para manos con al menos el 60% de alcohol. Asegúrese de que cubra todas las superficies de sus manos y frótelas hasta que estén secas.
 
Recuerde al destinatario de la atención que evite tocarse los ojos, la nariz y la boca con las manos sin lavar.
 
Los destinatarios del cuidado deben cubrirse la boca y la nariz con un pañuelo desechable al toser o estornudar e inmediatamente lavarse las manos. Asegúrese de tirar los pañuelos usados ​​a la basura, a ser posible cerrando la bolsa de basura o en otro recipiente cerrado.

2.1.4 Haga que el beneficiario del cuidado use una mascarilla facial

Image
Siempre que un receptor de atención con COVID-19 esté cerca de otros, incluidos usted y otros trabajadores de atención directa, deben usar una mascarilla facial. Esto incluye cuando están en la misma habitación o vehículo con usted, cuando están cerca de mascotas y en la consulta de un servicio de atención médica.
 
Si el destinatario de la atención no puede usar una mascarilla facial (por ejemplo, porque le causa problemas para respirar), debe usar el prestatario del servicio una mascarilla cada vez que se encuentre en la misma habitación.

2.1.5 Evite compartir artículos del hogar

No debe compartir platos, vasos, copas, utensilios para comer, toallas, ropa de cama u otros artículos con el destinatario del cuidado. Después de que el beneficiario del cuidado use estos artículos, debe lavarlos a fondo con agua y jabón. 

2.1.6 Desinfecte todas las superficies de "alto contacto" regularmente

Desinfecte las superficies que se tocan con frecuencia, incluidos mostradores, mesas, pomos de las puertas, accesorios de baño, inodoros, teléfonos móviles, teclados, tablets y mesitas de noche.

Image

Limpie y desinfecte cualquier superficie que pueda tener sangre, heces o fluidos corporales.

2.1.7 Lave bien la ropa

Quítese y lave inmediatamente la ropa o ropa de cama que contenga sangre, heces o líquidos corporales, ya que pueden contener el virus.
 
Use guantes desechables mientras maneja artículos sucios y mantenga los artículos sucios lejos de su cuerpo. 
 
Lávese las manos (con agua y jabón o un desinfectante para manos a base de alcohol) inmediatamente después de quitarse los guantes.
 
Lea y siga las instrucciones de las etiquetas de la ropa. Use detergente para ropa de acuerdo con las instrucciones de la lavadora y seque completamente usando las temperaturas más altas recomendadas en la etiqueta de la ropa.

2.1.8 Proteja a los profesionales de la salud y a otros en la comunidad

  • Personal de urgencias: si el destinatario de la atención tiene una emergencia médica y necesita llamar al servicio de urgencias, notifique al teleoperador que el destinatario de la atención tiene, o está siendo evaluado por COVID-19. Si es posible, ponga una mascarilla facial al destinatario de la atención, antes de que lleguen los servicios médicos de urgencia.
  • Proveedores de atención médica, personal de oficina y otros pacientes: al visitar a un servicio de atención médica, el paciente de la atención debe ponerse una mascarilla facial antes de ingresar al edificio, para proteger a las otras personas en la oficina o sala de espera de infectarse o exponerse al COVID-19.
  • Personal y residentes de hogares de ancianos: muchas instalaciones, incluidas las residencias de ancianos, limitan las visitas de familias y trabajadores de atención directa en un intento por limitar la propagación del virus. Si se le permite ingresar al edificio, es probable que lo examinen en la entrada. Por ejemplo, se le puede tomar la temperatura y se le preguntará acerca de cualquier síntoma respiratorio reciente.
  • Mascotas y otros animales: se recomienda que las personas con COVID-19 limiten el contacto con los animales hasta que se conozca más información sobre el virus, aunque actualmente no hay evidencia de que las mascotas u otros animales de compañía propaguen el virus COVID-19. Cuando sea posible, un cuidador u otro miembro de la familia debe cuidar a cualquier animal mientras el receptor del cuidado esté enfermo. Si el destinatario del cuidado debe cuidar a la mascota mientras está enfermo, debe usar una mascarilla facial y lavarse las manos antes y después de interactuar con las mascotas.

3. Protegiéndose a sí mismo y a sus seres queridos

No puede cuidar a sus destinatarios ni a sus seres queridos si no se cuida a sí mismo. Las formas de protegerse y proteger a los demás se explican a continuación:

 

  • Controle su salud: llame a su servicio de atención médica de inmediato si presenta síntomas de COVID-19 (como fiebre o tos). Llame a su supervisor y NO vaya a trabajar. Si ha dado positivo por COVID-19 o sospecha que ha sido infectado, consulte con su empresa. Es posible que no pueda regresar al trabajo hasta que haya estado sin fiebre durante al menos 72 horas, y al menos 7 días desde que aparecieron sus primeros síntomas. Si ha tenido contacto cercano (dentro de 2 metros) durante más de 20 minutos con una persona con COVID-19 conocido o sospechado, y ninguno de los dos llevaba una mascarilla, o si ha tenido contacto con las secreciones de una persona con COVID-19, consulte con su empresa. Es posible que te recomienden la cuarentena por 14 días.
  • Practique el distanciamiento social: se recomienda evitar el contacto cercano con personas enfermas y poner distancia (alrededor de 2 metros) entre usted y aquellos que están en riesgo de infección. Tome las precauciones adecuadas, tanto en el trabajo como en el hogar, para ayudar a prevenir contraer y propagar el virus.  
  • Practique la higiene preventiva: practique una buena higiene, limpiezas y desinfecciones periódicas y las otras medidas preventivas explicadas anteriormente. Tomar estas medidas preventivas, tanto en el trabajo como en el hogar, ayudará a reducir la propagación del COVID-19. 
  • Comparta las noticias: asegúrese de mantenerse informado de las últimas noticias sobre el virus, consultando regularmente fuentes fiables. Ayude a desacreditar mitos y rumores compartiendo las noticias oficiales.  
  • Use mascarillas cuando vaya a algún sitio público: se recomienda usar mascarillas en lugares públicos donde otras medidas de distanciamiento social son difíciles de mantener (por ejemplo, en supermercados, estancos y farmacias).

3.1 Protege tu salud mental

La evolución de la pandemia de COVID-19 puede ser estresante para las personas y las comunidades. Cada uno reacciona de manera diferente ante situaciones de estrés.

Image
Aquí hay algunas recomendaciones que puede tomar para ayudar a lidiar con el estrés y mantenerse bien, mental y físicamente:

 

  • Evite la exposición excesiva a la cobertura de los medios. Tómese un descanso para ver, leer o escuchar noticias.
  • Cuida tu cuerpo. Respira hondo, estira o medita. Trate de comer comidas saludables y bien balanceadas, haga ejercicio regularmente, duerma lo suficiente y evite el alcohol y las drogas.
  • Tener una buena red de apoyo. Comparta sus preocupaciones y cómo se siente con amigos o familiares.
  • Exprésate. Reduzca el estrés llevando un diario o una relación de temas por las que dar gracias por lo que se tiene.
  • Busca apoyo. Comuníquese con un teléfono de asistencia o socorro,donde puede obtener apoyo emocional las 24 horas del día, los 7 días de la semana, así como asesoramiento en caso de crisis. Las llamadas y/o los mensajes de texto son respondidos por asesores capacitados que escucharán sus inquietudes, le explicarán los apoyos disponibles y le ofrecerán referencias sobre las prestaciones y los recursos comunitarios que le puedan asistir.

3.2 Cuidar de sus seres queridos

Practique el distanciamiento social y la buena higiene para proteger a sus seres queridos. Aislarse de aquellos con mayor riesgo (como las personas mayores o las personas que tienen enfermedades crónicas) o usar una mascarilla, si no es posible el aislamiento.
 
Consulte con las autoridades estatales, de su comunidad autónoma o locales, así como con los servicios médicos que conozca, las prestaciones o recursos que le pueden ofrecer, como asistencia para el cuidado de niños, personas mayores o que sufran algún tipo de enfermedad, discapacidad o dependencia.

Realiza el test de evaluación y obtén tu Certificado COVID-19

Es hora de ver lo que has aprendido. Ahora que ha leído y revisado todo el material de esta Masterclass de autoaprendizaje, puede realizar la prueba final de autoevaluación.

Realice la prueba final de evaluación y solicite su certificado de realización

Te servirá tanto a ti y a tu familia
como para trabajar en Servicios de Atención Domiciliaria -SAD-

This image for Image Layouts addon

CERTIFICADO COVID-19

Realiza la Masterclass gratuita para cuidadores familiares y profesionales
"Cómo hacer frente al coronavirus COVID-19" y podrás obtener un Certificado sobre el COVID-19
Instrucciones

Lea cada pregunta cuidadosamente y seleccione la respuesta correcta. Hay 10 preguntas. Al final de la prueba, recibirá una puntuación. Si respondiste incorrectamente alguna de las preguntas, verás en cuáles te equivocaste y por qué.

Fuentes: para la realización de esta Masterclass se ha recogido información de fuentes oficiales como el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España y la Organización Mundial de la Salud (OMS), así como de Careacademy.