Un día cualquiera, 2 de septiembre de 2013, te levantas y sin saber ni cómo ni porqué todo cambia, de forma brusca, radical, vivimos en la confianza de que las cosas terribles que vemos en las noticias y que les suceden a otros nunca nos pasara a nosotros...

Hola, mi nombre es Leonel, allá por el año 2010 me quede sin trabajo y en la búsqueda ¡me ofrecen trabajar en un hogar geriátrico de noche! Por supuesto acepté, ya que no tenía otra opción.

Hola, no voy a ponerme nombre.